Charly Alberti molesto con banda tributo a Soda Stereo



El famoso baterista  de Soda Stereo le pidió a una exitosa banda chilena tributo a Soda Stereo que deje de tocar sus temas.

"Todo esto lo voy a echar mucho de menos, pero estoy haciendo lo que me pidieron", le dijo Felipe Reyes al suplemento Culto del diario chileno La Tercera, días antes del último concierto de Prófugos, la banda tributo a Soda Stereo que lidera desde hace diez años y que se ha convertido en todo un fenómeno del otro lado de la cordillera. Este viernes, Prófugos se despedirá de los shows en vivo en lo que será su tercer Movistar Arena de Santiago, según contó el cantante chileno presionado por Charly Alberti


En octubre del año pasado, Reyes recibió un llamado telefónico del baterista de Soda Stereo para que abandonara el proyecto tributo a su banda. "Ya en 2016 le había escrito a uno de nuestros productores, diciéndole que teníamos que dejar de tocar sus canciones. Y ahora estaba muy pesado, insistiendo en que teníamos que dejar de hacer esto", le dijo al periódico trasandino. "Me dio pena, porque uno se saca la mugre para armar un espectáculo de primer nivel, a la altura de lo que fue Soda".

Así, en el pico de popularidad de la agrupación, Prófugos dejará de actuar. "Si te amenazan con demandas y todo eso obvio que te desmotivás. ¿Cómo me va a motivar hacerle un tributo a alguien que no está de acuerdo? Nosotros nunca pretendimos reemplazarlos, sólo traspasarle sus canciones a nuevas generaciones y logramos convertirnos en un fenómeno", asegura Reyes, que este viernes se despedirá del público chileno con un espectáculo armado en tres actos, que combinará los repertorios de Soda Stereo en Viña del Mar de 1987, el del regreso de Cerati solista al Festival en 2007.

"Cuando le pregunté a Alberti por qué nos perseguía sólo a nosotros, habiendo otras bandas que tocan su música, me dijo que era porque la gente cree que nosotros somos Soda Stereo. Zeta Bosio es más neutral, pero tampoco le gusta que llenemos teatros", concluyó el cantante.

FUENTE: La Nación

Publicar un comentario

0 Comentarios