sábado, 29 de abril de 2017

CROWLEY: Hard Rock Argentino. Conocelos aquí.



CROWLEY son una banda de Capital Federal, Argentina que hacen Rock Progresivo, Rock Sinfónico, Hard Rock, Rock Alternativo.  sus integrantes son: Marcos Dirisio - CANTANTE; Fernando Torres - GUITARRA; Jonathan Cortazzi - GUITARRA; Marcos Heck - BATERIA; Leandro Desplats - BAJO.


Biografia.


UNA LUZ EN LA OSCURIDAD


¿Alguna vez sentiste la más pura empatía? Causa de un momento que hallas vivido, o una situación que hallas visto, una especie de conexión con otro ser, un enlace, el umbral donde lo ajeno se desvanece resultando un solo sentimiento, una única emoción, un dialogo sin palabras.
Esa sensación es la que diariamente vivimos los integrantes de Crowley, es la sensación que nos quita el sueño, es nuestro tormento y nuestra bendición a la vez.

“Algo se apodera de mí, algo que no se describir… fluye.” (Verso Haz tu Voluntad)

El enlace perpetuo con el entorno siempre causa un indeterminado grado de daño emocional, y frente a la imposibilidad de desconexión hemos decidido transmutar dicho daño emocional canalizándolo en música. Una música que haga sentir al oyente que se encuentra acompañado y comprendido y además poder representarle los diversos grados de un mismo sentimiento.
De esa manera nació el enorme compromiso, destinar nuestro tiempo terrenal en liberar los corazones de los tabúes del ser consciente, a transformar los trastornos del inconsciente, el miedo en valor, el odio en amor, el orgullo en empatía, la destrucción en construcción.

UNA NOCHE FRÍA EN UNA PLAZA DESOLADA

Los primeros integrantes del grupo se conocieron en una plaza ubicada en el barrio de villa del parque en la Ciudad de Buenos Aires, era una noche de invierno, alrededor de las 2am. En ese momento fueron presentados John Cortazzi (compositor) y Marcos Dirisio (Cantante), quienes improvisaron con guitarra acústica algunas canciones de sus artistas predilectos.
Ambos estuvieron de acuerdo en formar un grupo musical y destinarlo a realizar canciones que no contengan vanidades, que sus letras sean enriquecedoras y su música inspiradora. Ellos sabían que la tarea no era simple en el instante que el pacto fue concluido, sin embargo estaban decididos a vencer toda adversidad.

“Con el tiempo supo que la vida no es justa, que para vencer hay que luchar”. (Verso Contra los dueños del Sol)

PASO NUMERO UNO, CAIDA

Los primeros pasos no fueron fáciles, conseguir al resto de los integrantes y a la vez componer y producir la música eran los objetivos primarios. Por esos tiempos vio la luz la primer canción escrita por John bautizada “Sin culpables” las cosas iban bien, hasta que por un problema grave de salud, Marcos tuvo que ser intervenido en una cirugía de cadera y rodilla sin saber si iba a poder volver a caminar. Las cosas se tornaron inciertas aquellos días.

“Yo voy a andar de pie… yo voy a andar de pie!” (Verso Sin culpables)

Mientras Marcos comenzaba una difícil recuperación, John se dedicó a componer más canciones para el proyecto, sumando al repertorio “Adiós”, “Dulce niñez” y “Privación voluntaria de la vida”
Tras un año de rehabilitación y con la ayuda de sus seres queridos Marcos ahora apodado Líber Oz volvió al ruedo más fuerte y decidido que nunca, grabó las voces de los primeros cuatro demos y se retomó la búsqueda del resto de los integrantes.

ACERO EN SEIS CUERDAS

Luego de la frustración de varios intentos fallidos de conseguir un músico para el puesto de guitarra líder, Líber Oz decide presentarle a John un guitarrista muy talentoso que estaba tocando junto a él en otro proyecto. Así fue que se conocieron John y Fernando Torres, grabaron los solos de los primeros demos y hasta inclusive se sumaron canciones de la autoría de Fer “Miedos” y “Plegaria del indigno”. El dúo de guitarras estaba completo, solo restaba Bajista y Baterista. ¿Quiénes podrían ser? 
Los conflictos y las asperezas entre Líber Oz y Fer, por sus proyectos anteriores, con el tiempo brotaron como plaga en el corazón de Fer y este decidió radicalmente abandonar Crowley y todos los proyectos vinculados a Líber Oz, por consecuencia también se alejó de John, comenzaría un proyecto solista independiente. Nuevamente una etapa gris comenzaba para Crowley.

“¿Dime hijo dónde estás, qué ángel malo se paró en tu risa?”. (Verso Plegaria del Indigno)

EXPRESO A LA CIMA

Tras la pérdida de Fer como integrante, se buscó nuevamente músicos para los puestos faltantes.
Una tarde de rutina en el subterráneo Líber Oz viajaba retornando del centro de la ciudad, parecía un viaje como todos los demás, hasta que llego a una estación en donde percibió que una persona se encontraba indecisa por entrar al subte o esperar. Finalmente en el instante cuando suena la bocina que indica que las puertas se cierran, este se abalanza hacia adentro quedando atorado, Líber Oz se percata de la situación y socorre a esta persona ayudándolo a ingresar completo.
Ya dentro del subte y en viaje, comienzan a conversar, el auxiliado se presenta como Marcos Heck; “Baterista sin banda” y enseguida comienzan a intercambiar gustos musicales, teléfonos y demás. Líber Oz le comenta sobre el proyecto Crowley y unos días más tarde se lo presenta a John y se lo incorpora como integrante.

“No importa quien, soy un extraño que viene a hablar”. (Verso Haz tu Voluntad)

ORO EN SEIS CUERDAS

Con la integración de Marcos Heck en la batería, Crowley experimento con varios guitarristas y bajistas pero aun así el grupo no podía dar con los músicos idóneos para completar la formación.
Al borde de la depresión por no encontrar a su compañero de cuerdas, John continuo escribiendo canciones dando así nacimiento a “Contra los dueños del Sol”. “Enlace perpetuo”, y “Alma Arrepentida”.

“La casa se incendia y su cabeza da vueltas, como un trompo que nunca paro”. (Verso Alma Arrepentida)

Un buen día ocurrió!, John recibió un mensaje de su ex compañero Fer, este lo invitaba a dialogar personalmente y ponerse al día. En ese encuentro ambos conversaron sobre sus proyectos y se mostraron e intercambiaron ideas, filosofías y música. Luego de producir algunos demos en conjunto, Fer finalmente decidió reintegrarse a Crowley.

EL INICIO DE LA CATARSIS

Ya siendo cuatro integrantes, la banda tomo un impulso sin precedentes.
Al repertorio del álbum se sumaron “Haz tu voluntad” y “Virus Homo Sapiens” escritas por John, estas fueron las canciones que terminarían por completar la lista de CATARSIS, al menos eso era lo que se creía en ese momento.

NIÑO DEL PASADO, HOMBRE DEL FUTURO

Estando el grupo en su mejor momento se decide comenzar la grabación en un estudio profesional, aun pese a que no se contaba con un bajista estable en la formación.
El lugar seleccionado fue Estudio Paraíso, allí Crowley recibió un lugar a su medida, y un trato fraternal con las personas que participaron y trabajaron en el álbum. Por esos días algunos músicos, amigos y concurrentes del lugar, se pasaban por el estudio a apreciar el debido proceso y su evolución. Entre todas las personas visitantes cabe destacar a una en puntual, su nombre, Leandro Desplats.

“Como bestia feroz, el deseo interior, no conoce razón solo instinto de crecer”. (Verso Haz tu Voluntad)

Leandro Desplats, apodado Desplu, en el pasado fue integrante de un proyecto musical con Fer y Liber Oz, el mismo proyecto que dejo a Crowley sin su guitarra leader en un principio.
Luego de la ruptura de ese proyecto, Desplu decidió alejarse de los grupos musicales y se dedicó a perfeccionar su técnica en el bajo y a terminar su carrera de abogado.
Algunos años más tarde y habiendo completado sus metas y sus expectativas, Desplu comenzó a pensar nuevamente en proyectos grupales, al enterarse de esto, John le pide al resto de Crowley considerarlo como bajista. La decisión fue unánime, todos lo querían para el grupo, es así que John lo invito a formar parte y Desplu acepto con determinación. Esa experiencia no solo retribuyo al integrante final, también sumo la canción número uno del álbum titulada Gargantúa, la pieza fue creada por John y Desplu y escrita por John, fue la última canción que se produjo y resulto en orden la primera del disco.
Crowley en toda su expresión, se encuentra completo.

“Cuantas horas que perdí sin poder ver el Sol”. (Verso Gargantúa)

Publicar un comentario